Kuwait inaugura uno de los puentes marítimos más largos del mundo


Kuwait inauguró este miércoles un puente de 36 km sobre las aguas del Golfo, que presentó como uno de los más largos del mundo.

El puente "Jaber", llamado así en honor al difunto emir Jaber Al Ahmad Al Sabah, conectará la capital kuwaití con Subbiya, una región del norte del país, que en el futuro se convertirá en una zona de actividad económica próxima a las fronteras marítima y terrestre con Irak e Irán.

Esta zona, llamada Silk City, será un espacio de libre comercio entre Asia Central y Europa. Requerirá más de 100.000 millones de dólares en inversiones, según el gobierno kuwaití.

El puente fue diseñado por el grupo SYSTRA, con sede en Francia, y construido por el gigante surcoreano Hyundai Engineering and Construction. Se necesitaron cinco años de estudios y obras para levantarlo.

Su coste está estimado en 3.600 millones de dólares (3.200 millones de euros).

Se trata de uno de los puentes marítimos más largos del mundo, destacó SYSTRA en un comunicado.

Se apoya en unos 1.190 pilares de hasta 3 metros de diámetros, algunos clavados a 72 metros de profundidad.

Se alza entre 9 y 23 metros por encima del mar.

- Desafío técnico -

La construcción de la infraestructura fue todo un desafío técnico, afirmó SYSTRA.

"Recurrir a una opción valiente, con monopilotes para aguantar la obra permitió asegurar su estabilidad en un contexto geológico desfavorable", dijo Mohamed Akraa, director del proyecto SYSTRA.

La obra permitió, según la empresa, probar una primicia mundial, la de fabricar en tierra, en una planta construida ad hoc, tramos enteros de 40 y 60 metros y de 950 y 1.600 toneladas respectivamente.

El puente medirá 36 km, incluyendo dos islas artificiales de 30 hectáreas cada una y dos pólderes en sus extremos de 30 y 60 hectáreas, según SYSTRA.

Con la obra, la capital kuwaití quedará a menos de 30 minutos de la próxima Silk City, en lugar de los 90 minutos actuales, según responsables kuwaitíes.

A su inauguración asistieron el emir de Kuwait, jeque Sabah Al Ahmad Al Sabah; el primer ministro surcoreano, Lee Nak-Yeon; y el presidente del Senado francés, Gérard Larcher.

La ministra kuwaití de Obras Públicas, Jenan Bushehri, subrayó "la importancia estratégica" de la obra, esencial, según ella, par el futuro desarrollo de Kuwait.

Miembro de la OPEP, Kuwait depende de las exportaciones de petróleo. El país produce diariamente unos 3 millones de barriles.

El emirato trata a duras penas de diversificar su economía, el proyecto Silk City se enmarca en esta estrategia, destinada a desarrollar el comercio y la innovación.

En la historia reciente, el Parlamento kuwaití, uno de los pocos de la región elegidos por sufragio universal, bloqueó proyectos de desarrollo, incluyendo el de una planta de petroquímica, a raíz de presuntos casos de corrupción que salpicarían a altos funcionarios.

La elección del nombre "Silk City" para la futura zona de libre comercio recuerda a la antigua ruta de la seda entre Asia y Europa.

Sin embargo, esta zona no está directamente vinculada con el proyecto de Pekín de las "Nuevas Rutas de la Seda", defendido por el presidente chino, Xi Jinping.

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota