Tienen vitaminas de los alimentos papel importante en el sistema inmune


Hermosillo, Sonora, agosto 31 de 2021.- Los micronutrientes disponibles en los alimentos, aplicados a la vida diaria impactan armoniosamente de manera directa en la respuesta del sistema inmune, informó Edgar Noé Curiel Velázquez, nutriólogo del departamento de Medicina Preventiva del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Sonora (Isssteson).

El especialista detalló que las vitaminas y minerales que poseen, contribuyen en las defensas naturales del cuerpo en tres niveles: apoyan las barreras físicas y bioquímicas; protegen y mantienen activa la inmunidad; y participan en la producción de anticuerpos.

"Los alimentos ricos en vitamina A, como huevos, carnes rojas y blancas, verdura de hoja verde, pimientos, calabaza, tomate, entre otros, mantienen saludables las mucosas que recubren las vías respiratorias y digestivas y ayudan al correcto funcionamiento de células especializadas para defendernos de virus y bacterias", explicó Curiel Velázquez.

En el caso de alimentos poseedores de vitaminas B6, B9 Y B12, como son sardinas, salmón, pollo, atún, hígado, así como plátano, aguacate, maíz, entre otros, son indispensables para la formación de proteínas de defensa llamados anticuerpos y su correcto funcionamiento y desarrollo.

Detalló que la vitamina C, por su parte, estimula la producción de glóbulos blancos, anticuerpos y células captadoras de partículas y microorganismos, o de defensa, al igual que los alimentos ricos en vitamina D.

"Estamos hablando de naranja, toronja, melón, mango, papaya, uvas, fresas, piña, en el caso de la vitamina C, mientras que la vitamina D la encontramos en salmón, atún, queso, yema de huevo, champiñones, leche, soya, frutos secos, cereales, entre otros", dijo el experto en nutrición de Isssteson.

Destacó además la importancia del consumo necesario de la vitamina E, la cual es parte de la primera barrera física entre el organismo y los invasores patógenos.

"La vitamina E ayuda al correcto funcionamiento de células especializadas para defendernos de virus y bacterias, y la podemos encontrar en semillas de calabaza, girasol, nuez, cacahuate, almendras, pistaches, pero también en espinacas, brócoli, frijol, lentejas, garbanzo, cereales fortificados y en muchos alimentos más", señaló Curiel Velázquez.

En cuanto al zinc, cobre y selenio, dijo, estos modulan la respuesta inmune, mientras que el Hierro, consumido de manera controlada, actúa en la formación de células de defensa.

"Es importante acudir al médico o al especialista en nutrición para orientarse con respecto al consumo de los alimentos para fortalecer el sistema inmune, para así darle dirección a nuestro desayuno, comida y cena", recomendó el especialista del Instituto.

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota