Rusia y Ucrania se alistan para nueva ronda de negociaciones en Turquía


Rusia y Ucrania no han logrado “avances significativos” en las negociaciones para poner fin al conflicto en un momento en que ambas delegaciones se preparan para una nueva ronda de conversaciones en Estambul, Turquía, esta semana, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“Por el momento, no podemos constatar que haya ningún progreso o avance significativo”, indicó Peskov a la prensa.

Sin embargo, dijo que era “importante” que se hubiera decidido continuar con los diálogos en persona.

Peskov declaró que las delegaciones llegarían este lunes y que era “poco probable” que las conversaciones se reanuden el mismo día.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aceptó acoger las negociaciones en Estambul durante una conversación telefónica con el presidente ruso, Vladimir Putin.

En la anterior ronda de negociaciones entre Rusia y Ucrania celebrada en Turquía, en Antalya, el 10 de marzo, no se logró ningún avance importante.

Ambos bandos han conversado regularmente por videoconferencia desde que Rusia inició su ofensiva en Ucrania a finales de febrero.

Reunión entre Putin y Zelenski por conflicto Ruisa-Ucrania
El jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, consideró que un encuentro entre el presidente Vladimir Putin y su homólogo ucraniano Volodimir Zelenski sería “contraproducente” y que estaría condicionado a la adopción de las exigencias que Moscú tiene sobre en la mesa en las negociaciones.

Putin dijo que “no rechazaría nunca un encuentro con el presidente Zelenski, pero es necesario que este encuentro esté bien preparado (…) El conflicto en Ucrania se agravó durante todos estos años, se acumularon muchos problemas”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov.

“Entonces, encontrarse para decirse ‘¿Qué piensas tú?’, ‘Yo pienso (…)’. Sería justamente algo contraproducente“, agregó en una conferencia de prensa coincidiendo con un nuevo ciclo de diálogo en Estambul este lunes entre la delegación rusa y ucraniana.

El diplomático ruso reafirmó las exigencias que sostiene el Kremlin desde el inicio de la ofensiva contra Kiev el 24 de febrero: la protección de la población del Donbás, en el este de Ucrania, y la “desmilitarización” y “desnazificación” del país vecino.

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota